Leches especiales

 

Fórmula para prematuros
Fórmulas sin lactosa
Fórmulas de soya
Fórmulas para niños con reflujo
Fórmulas hipoalergénicas
Fórmulas para niños con problemas digestivos

 

Fórmula para prematuros

Requerimientos nutricionales
Los requerimientos del prematuro son diferentes de los de los niños a término porque  no han completado el último trimestre del embarazo, momento en el que se efectúan los depósitos de proteínas y minerales.

 

Los niños prematuros crecen de manera muy acelerada. Pero no tienen muchas reservas de proteínas y minerales y necesitan aportes elevados de estos elementos. La leche materna permite cumplir con los requerimientos de los niños prematuros y debe promoverse su administración en forma precoz. Sólo en las circunstancias especiales descritas al inicio se recomienda una alimentación alternativa, con la leche de banco y, en su defecto, la fórmula.

 

Importancia del calostro para  los niños prematuros
El calostro es imprescindible para los prematuros porque tiene características únicas para el crecimiento y desarrollo del prematuro. Tiene anticuerpos que protegen de las infecciones, que no se encuentran en la leche artificial; incluso tiene más anticuerpos que la leche materna madura.

 

Si el niño alcanzó las 32 – 33 semanas de embarazo, puede succionar y deglutir y por lo tanto se le puede dar el pecho. En caso de que no pueda succionar, la madre puede extraer su leche manualmente y administrarla por sonda naso-orogástrica o por copa.

 

Análisis del contenido de las leches para prematuros en comparación con el calostro
Niños prematuros y de bajo peso al nacer necesitan un seguimiento particular. Las fórmulas para prematuros tienen una mayor densidad energética, cantidad de proteínas, calcio y vitaminas que las fórmulas para niños a término.

 

Los prematuros que no reciben lactancia materna por alguna razón justificable, pueden alimentarse con fórmulas para prematuros hasta que alcancen 1,8 a 2,0 kg. Cuando logran este peso, se puede empezar las fórmulas regulares de inicio, aunque lo óptimo es reiniciar la lactancia natural lo antes posible.

 

Fórmulas sin lactosa

 

Las leches sin lactosa se usan cuando el niño presenta una intolerancia a la lactosa, el carbohidrato predominante en la leche de vaca. El uso de estas fórmulas es particularmente aconsejado en la fase de realimentación después de unas diarreas agudas, en niños que no son amamantados naturalmente. La intolerancia a la lactosa es un problema excepcional, por lo que no se justifica usar estas leches cada vez que aparecen diarreas agudas.

 

Estas fórmulas son hechas en base a leche de vaca pero libres de lactosa. La lactosa es reemplazada por otros carbohidratos de origen vegetal. En cuanto a los otros nutrientes, estas leches aportan las cantidades recomendadas.

 

Fórmulas de soya

 

Las fórmulas de soya están indicadas principalmente para niños que presentan alergia a las proteínas de la leche de vaca. Estas preparaciones son libres de proteínas de leche de vaca y de lactosa. Todas son fortificadas en hierro y cumplen con las especificaciones para minerales y vitaminas. Las grasas se derivan de aceites vegetales.

 

Los infantes prematuros, con bajo peso al nacer, no deberían ser alimentados con fórmulas a base de proteínas de soya porque no permiten aportar los nutrientes necesarios para un buen desarrollo y crecimiento.

 

Existen niños que tienen una sensibilidad a las proteínas de la soya, por esto es importante la opinión de su pediatra antes de usar estas fórmulas.

  

Fórmulas para niños con reflujo

 

Las fórmulas antirreflujo son leches para recién nacidos diseñadas para espesarse dentro del estomago del bebé. Para esto, se añade almidón de maíz o de arroz a la leche. En los otros aspectos, estas leches son fórmulas normales.

 

Fórmulas hipoalergénicas

 

Las leches hipoalergénicas (HA) tienen como objetivo de disminuir los riesgos de aparición de alergia a las proteínas de leche de vaca en el recién nacido que no puede ser amamantado.

 

Estas fórmulas pueden ser prescritas a niños con alto riesgo de alergia, por ejemplo que tienen un familiar directo (padre, madre, hermano o hermana) presentando una manifestación severa de alergia comprobada.

 

Las proteínas son proteínas de la leche de vaca pero modificadas. Las fórmulas HA son preparaciones completas del punto de vista nutricional que permiten un desarrollo normal a niños que no pueden recibir la lactancia materna.

 

Fórmulas para niños con problemas digestivos

 

El Isomil DF es una fórmula a base de soya especial para niños con diarrea. Está indicada para una alimentación de corta duración. Cuando la diarrea desaparece no es indicado seguir con esta fórmula.

 

Nutrilon Omneo 1 y 2 son fórmulas infantiles para bebés con molestias digestivas leves como cólicos, estreñimiento, llanto y otros malestares. Nutrilon Omneo y todas las fórmulas en general  solo debe usarse con prescripción del médico.