Importante: El siguiente contenido está estrictamente dirigido a profesionales de la salud. Si Ud. es paciente, le recordamos que debe consultar a su médico y no debe automedicarse.

 

 

Nuevas curvas de la Organización Mundial de la Salud (OMS) para la evaluación del crecimiento de niñas y niños

 

Los profesionales de la salud y los padres de todo el mundo están familiarizados con las curvas de crecimiento como una valiosa herramienta que se utiliza como referencia para evaluar el crecimiento y el desarrollo que se alcanzan durante la niñez y adolescencia. A más de determinar el estado nutricional de los niños, varias organizaciones las usan para medir el bienestar general de las poblaciones, para formular políticas de salud, planificar y monitorear su efectividad.

 

El 27 de abril del 2006 la Organización Mundial de la Salud (OMS) difundió un nuevo patrón de referencia para la evaluación del crecimiento infantil desde el nacimiento hasta los 5 años de edad. Estos nuevos Patrones de Crecimiento Infantil de la OMS confirman que todos los niños de cualquier parte del mundo, si reciben cuidados y atención óptimos desde el inicio de sus vidas, tienen el mismo potencial de crecimiento.

 

Las tablas anteriores propuestas por el Nacional Center for Health Statistics de los Estados Unidos (NCHS) y la OMS tienen varias limitaciones, entre ellas que su construcción se realizó a partir del estudio de una población única de niños en los Estados Unidos, con ascendencia Europea, muchos de ellos alimentados con substitutos de leche materna y con mediciones cada 3 meses que no reflejaban los cambios en el crecimiento en etapas tempranas de la niñez. Por estas y otras razones se llegó a la conclusión de que las tablas anteriores representaban solo una descripción de cómo crecían esos niños, pero no constituían un estándar de cómo deben crecer los niños.

 

La elaboración de las nuevas curvas de la OMS empezó en 1993, cuando varios expertos evaluaron las deficiencias de las anteriores tablas y se planteó el diseño de un estudio multicéntrico que incluyó 8440 niños saludables con un seguimiento longitudinal desde el nacimiento hasta los 24 meses de edad y un estudio transversal de los niños de entre 18 y 71 meses. Los niños provenían de diferentes etnias y entornos, se seleccionaron niños de Brasil, Ghana, India, Noruega, Omán y Estados Unidos, todos ellos alimentados de forma exclusiva con leche materna, y que crecían en condiciones favorables para su desarrollo, al cuidado de padres con conocimientos de buenas prácticas de salud e higiene.

 

El denominado “Estudio Multicéntrico sobre el Patrón de Crecimiento” (MGRS por sus siglas en inglés) se llevó a cabo entre 1997 y el 2003 y demostró increíbles similitudes entre los 6 países, con apenas un 3% de diferencia en los promedios de crecimiento en cada lugar, como se aprecia en la siguiente figura:
Comparación de los promedios de longitud de la población estudiada en los diferentes países según el estudio MGRS. Fuente: WHO Multicentre Growth Reference Study Group. Acta Paediatr Suppl 2006;450:56-65.

 

En el año 2007 la OMS publicó además los nuevos patrones de referencia para la evaluación del crecimiento de niños y niñas desde los 5 años hasta los 19 años, que complementan las curvas desarrolladas para evaluar a los menores de 5 años. Estas curvas son una reconstrucción de las referencias desarrolladas conjuntamente en 1977 por el NCHS y la OMS.

 

Los nuevos patrones de evaluación del crecimiento y desarrollo, además de reflejar cuál debe ser el ideal de crecimiento de niños y adolescentes, permiten la detección oportuna de problemas de ganancia insuficiente de peso, que se estima afecta mundialmente a 170 millones de niños, de los que 3 millones morirán cada año por su bajo peso. Además detectan mejor a los niños en riesgo de sobrepeso y obesidad que se calcula afecta al menos a 20 millones de niños menores de cinco años y más de mil millones de adultos, de los cuales al menos 300 millones son obesos.

 

Como conclusión si bien existen diferencias individuales entre los niños, las recomendaciones de alimentación exclusiva con leche materna durante los primeros seis meses de vida, la práctica de hábitos saludables como llevar una actividad física regular, la preparación adecuada de alimentos y llevar una dieta balanceada, no fumar especialmente durante el embarazo, la inmunización y el control regular de la salud permitirían que todos los niños y niñas en todo el mundo alcancen un potencial de crecimiento adecuado si reciben cuidados y atención óptimos desde el inicio de sus vidas.

 

A continuación encontrará los formularios con los patrones de crecimiento desarrollados por la OMS:

 

Niñas

Talla para la edad 0 a 5 años (PDF 1,0Mb)
Peso para la edad 0 a 5 años (PDF 1,0Mb)
Índice de masa corporal para la edad 0 a 5 años (PDF 0,9Mb)
Talla para la edad 5 a 19 años (PDF 0,4Mb)
Peso para la edad 5 a 10 años (PDF 0,4Mb)
Índice de masa corporal para la edad 5 a 19 años (PDF 0,4Mb)

 

Niños

Talla para la edad 0 a 5 años (PDF 1,0Mb)
Peso para la edad 0 a 5 años (PDF 1,0Mb)
Índice de masa corporal para la edad 0 a 5 años (PDF 0,9Mb)
Talla para la edad 5 a 19 años (PDF 0,4Mb)
Peso para la edad 5 a 10 años (PDF 0,4 Mb)
Índice de masa corporal para la edad 5 a 19 años (PDF 0,4Mb)

 

 

Paquete completo de 12 curvas (PDF 6,5Mb)

 

Más información: Estándares de crecimiento de la OMS (página web en inglés).