Métodos naturales – poco confiables

 

También existen métodos “naturales” para evitar el embarazo. Estos métodos no son seguros y tampoco protegen contra enfermedades transmisibles sexualmente. Siempre es mejor poder confiar en un método de anticoncepción seguro.

 

 

 

Los métodos naturales más seguros son no tener sexo o tener sexo sin penetración. El sexo sin penetración sí tiene riesgos porque generalmente se produce un pre-eyaculado que tiene esperma y si la vagina entra en contacto con estas secreciones puede haber un embarazo. Los otros métodos naturales son:

 

Coito interrumpido

El coito interrumpido consiste en retirar el pene de la vagina antes de la eyaculación. No es un método seguro: siempre es posible que el hombre no se retire a tiempo. Además, antes de la eyaculación misma, se produce un líquido, llamado “pre-eyaculado” que puede contener espermatozoides.

 

Abstinencia periódica

El método de la abstinencia periódica se refiere a tener sexo solamente durante ciertos días “en que la mujer no está fértil”. No es seguro, ya que es casi imposible predecir cuándo una mujer está o no fértil. Es importante señalar que en muchas ocasiones la ovulación no se produce en momentos fijos.
En principio existen 7 días durante el ciclo en los cuales una mujer puede quedar embarazada: 5 días antes de la ovulación, el día de la ovulación y el día después de la ovulación.
Una vez al mes, durante el ciclo femenino, un óvulo madura, es expulsado del ovario y va al útero. Es la ovulación. Cuando un hombre y una mujer tienen relaciones sexuales, los espermatozoides del hombre entran en la vagina de la mujer en busca del óvulo maduro. El óvulo sobrevive 24 horas en el útero y los espermatozoides pueden sobrevivir durante 5 días en el cuerpo de la mujer. Por lo tanto, una mujer que ha tenido relaciones desde 5 días antes de la ovulación hasta un día después de la ovulación puede quedar embarazada.
El objetivo de los métodos a continuación es ubicar el momento de la ovulación, es decir cuál es el momento más fértil de la mujer. Para ello, toman en cuenta varios cambios que se presentan en el momento de la ovulación como la temperatura del cuerpo y el patrón hormonal.
La combinación de los diferentes métodos es considerado un poco más confiable, sin embargo es muy complicado y exige mucho conocimiento de su cuerpo, experiencia y disciplina y no se puede utilizar en mujeres jóvenes.



El cálculo por calendario
Se determinan los días fértiles en base de los ciclos anteriores, contando los días para identificar el comienzo o el final del período fértil. No se puede utilizar este método para mujeres con un ciclo irregular ya que la ovulación tiene lugar en días diferentes de un ciclo a otro. Mujeres que sí tienen un ciclo regular deben evitar tener sexo entre el día 8 y 19 para no quedar embarazadas.
La temperatura basal
Durante todo el ciclo, la mujer puede medir la temperatura del cuerpo en la mañana al levantarse, antes de hacer cualquier actividad. Un aumento entre 0,2 y 0,4°C indica la ovulación. Este método es poco confiable: la subida de la temperatura puede ser causado por otras causas.
Secreciones cervicales
En el período antes de la ovulación hay un aumento de las secreciones cervicales. Se introduce un tampón hasta el cuello uterino y después se retira. En el período fértil se sacará una mucosidad junto con el tampón. La producción de estas secreciones cervicales se termina inmediatamente después de la ovulación. Para no embarazarse tiene que esperar al menos un día después de la desaparición de la mucosidad.
Planificación familiar natural
Este método está basado en un cambio en la temperatura basal, las secreciones cervicales y las características del cuello uterino. Al inicio del período fértil, el cuello uterino se siente más blando, húmedo y se abre ligeramente. En el período no fértil, es más firme y cerrado.